Os presento a mis amigos

Por Daniel Ángel, Traductor y revisor Senior en Nóvalo

Ponte en situación: estás traduciendo un proyecto de gran envergadura, cientos de archivos, sabes que has tenido todo el cuidado del mundo en que todo quede coherente, que nada quede sin traducir, por supuesto nada de errores tipográficos ni dobles espacios, pero aún así al revisar los archivos detectas errores menores. No sé a vosotros pero a mí como traductor me desespera este tipo de cuestiones. Ya sé que no somos infalibles y que estas cosas pasan, pero afortunadamente ya hay quien se ha encargado de facilitarnos un poco nuestra labor con una serie de herramientas que integran diversas funciones de comprobación y búsquedas para regocijo de los más puntillosos (entiéndase de buen modo, incluido me hallo).

Dicho esto, me gustaría describir cuatro de los programas que más utilizo en mi día a día tanto para realizar búsquedas puntuales como para llevar a cabo comprobaciones de calidad.

 

SEARCH & REPLACE

Esta herramienta es la más sencilla de las que enumero aquí, pero no por ello aporta menos utilidad. Tal como su nombre indica, se trata de un programa que realiza búsquedas y reemplazos generales en varios archivos. Iniciar la interfaz es facilísimo, tan simple como hacer clic derecho en la carpeta que contiene los archivos y seleccionar Search or Replace… Al iniciar Search & Replace podréis encontrar numerosas opciones de búsqueda: por palabra completa, respetando mayúscula/minúscula, en subcarpetas, con expresiones regulares, etc. Es compatible con multitud de formatos de Windows no tanto así con archivos de programas de traducción. Por ejemplo, no es compatible con archivos XLZ de XLIFF, pero para ello ya hay otro programa más que útil del que hablaré a continuación. Asimismo, también permite realizar búsquedas según la extensión.

Aparte del inconveniente anterior, la única tara que se le puede achacar a este programa es la forma en la que se muestran los resultados. Al buscar en todo el código de los archivos también muestra coincidencias en él, lo cual puede llegar a molestar si trabajamos con muchos archivos. Igual no es el programa más adecuado, pero para empezar está más que bien.

http://www.funduc.com/search_replace.htm

 

XLIFF BATCH FIND AND REPLACE

Si trabajas con archivos XLZ esta es la mejor ayuda que puedes tener a la hora de llevar a cabo reemplazos y comprobaciones generales. Este complemento que se encuentra integrado en XLIFF permite manejar una cantidad monstruosa de archivos XLZ con una facilidad pasmosa. Las sustituciones y las búsquedas son rápidas y se pueden limitar al milímetro: ignorando las etiquetas, buscando palabras completas, respetando las mayúsculas/minúsculas, buscando en source/target o ambos, expresiones regulares, aplicación de condiciones, entre otras funciones.

A todo esto se le suma la posibilidad de aplicar un filtro para buscar solo en los segmentos con el estado que mejor te convenga: traducibles, sin traducir, 100%, aprobados e incluso segmentos de postedición (MT match).

Lo mejor de este complemento, lo fácil que resulta comprobar con un solo vistazo tus búsquedas y el hecho de poder acceder al segmento en cuestión con solo hacer doble clic sobre él en la lista de resultados. Una herramienta sencilla y muy funcional.

 

LTB

Se trata de la Linguistic Toolbox de Translation Workspace. En este caso no hablamos de una herramienta de búsquedas, sino de comprobación de calidad. Es compatible con archivos XLZ y Word bilingües, tanto en formato de TWS como Trados, por lo que también acepta archivos TTX de Tag Editor. Cuenta con una plantilla predeterminada que permite someter a los archivos a comprobaciones de coherencia, ortográficas, terminológicas, e incluso, verificar la puntuación.

Antes de iniciar el análisis se han de seleccionar los idiomas de trabajo para que la plantilla cargue el diccionario que ejecutará la comprobación ortográfica. Tras llevar a cabo el análisis, la LTB crea un informe en formato Excel con las comprobaciones seleccionadas en el que se detalla los segmentos implicados, los archivos y el tipo de error. Es recomendable ejecutar siempre el análisis de nuevo tras modificar los archivos, ya que cabe la posibilidad de haber creado alguna incoherencia entre los archivos al intentar solucionar otro tipo de error. No obstante hay que tener en cuenta que esta herramienta no es perfecta: al intentar ser tan perfeccionista peca de querer abarcarlo todo y en ocasiones crea multitud de falsos positivos que debemos filtrar convenientemente.

Aparte de estas comprobaciones básicas, la LTB también permite mediante la opción QUICK añadir un glosario en formato txt y compararlo con la terminología de los archivos bilingües, función que siempre se agradece.

 

XBENCH

Apsic, empresa especializada en la traducción técnica y la localización de productos de software, nos trae este útil programa que solo requiere registrarse con una dirección de correo electrónico. Este es sin duda el todoterreno de los programas de QA ya que es compatible con una infinidad de formatos.

Se puede decir que combina las funciones de búsqueda de Search and Replace y de comprobación de calidad de la LTB, todo esto junto con una interfaz intuitiva y una pantalla de resultados en la que los errores se resaltan en colores muy visibles. Una de las características que lo diferencian de otros programas es que los archivos se pueden ordenar según su prioridad. Pongamos el caso de un proyecto en el que el cliente nos manda innumerables referencias, varios glosarios o exportaciones de memorias, los cuales el cliente ordena según su preferencia. Con Xbench todas estas referencias se pueden clasificar por orden de prioridad para así poder realizar búsquedas terminológicas sin temor a cometer errores, ya que las referencias señaladas aparecen en primer lugar.

La única pega que se le puede achacar es que si modificamos cualquiera de los archivos bilingües hay que hacer clic en el botón de actualización, ya que de lo contrario los resultados podrían estar desactualizados y no atenerse a la realidad.

http://www.xbench.net/index.php/download

 

No se puede discutir que estas herramientas están más que extendidas entre las principales empresas del sector. Ya es raro encontrar un cliente que no exija al menos un informe de comprobación de calidad como justificación en la entrega, y no es de extrañar, porque muchas veces con solo un vistazo a los informes creados podemos obtener un feedback que nos hará saber si la traducción necesita una revisión a fondo o un somero análisis de calidad, lo cual también implica un ahorro de costes.

Al final la elección de una u otra aplicación va a depender de las instrucciones del cliente o bien del formato de archivos con el que se vaya a trabajar y del tipo de comprobaciones que se quiera llevar a cabo. Aunque lo ideal es trabajar con programas que se actualicen continuamente, como es el caso de la LTB y Xbench, ya que las necesidades de este sector cambian tan rápido como los procesos con los que se trabaja y esto, a día de hoy, es capital.