¿Cómo ser traductor profesional?

Natalia Sebastián, Traductora y Revisora Sénior

 

En relación con el último artículo de mi compañero Antonio sobre cuál es realmente la labor de un traductor, mi intención con esta entrada es responder a esa otra pregunta tan típica que nos hacen quienes no están familiarizados con nuestra profesión: ¿Qué hay que hacer para ser traductor?

La gran ventaja o inconveniente (según se mire) de la profesión del traductor es que no está regulada y, por tanto, el acceso a ella es bastante flexible.

El Real Decreto 1837/2008, que regula el sistema general de reconocimiento de títulos de enseñanza superior en España, define como «”profesión regulada”, la actividad o conjunto de actividades profesionales para cuyo acceso, ejercicio o modalidad de ejercicio se exija, de manera directa o indirecta, estar en posesión de determinadas cualificaciones profesionales, en virtud de disposiciones legales, reglamentarias o administrativas». En su Anexo VIII, se enumeran las profesiones reguladas y entre ellas aparece la de intérprete jurado, ya que aquellos que hayan obtenido el grado académico de Traducción e Interpretación pueden solicitar al Ministerio de Exteriores y de Cooperación el nombramiento de intérpretes jurados, si acreditan haber superado las asignaturas que les otorguen «una preparación específica en traducción jurídica y económica e interpretación en las lenguas para las que se solicite el título» (Real Decreto 2002/2009 sobre el nombramiento de intérpretes jurados por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación).

Por tanto, como he mencionado al principio y al margen de la profesión del intérprete jurado, cualquier persona (con licenciatura/grado o no) puede desarrollar libremente la profesión de traductor o intérprete al no tratarse de profesiones reguladas.

De hecho, antes de que se aprobara el programa de «estudios conducentes» al título de Licenciado en Traducción e Interpretación, el 30 de septiembre de 1991, los traductores e intérpretes procedían de otros ámbitos académicos y profesionales, como los licenciados en Filología Inglesa, los diplomados en Turismo y, en realidad, cualquier persona con elevados conocimientos en varias lenguas. Actualmente muchos de ellos continúan ejerciendo esta profesión y cuentan con una ya dilatada y valiosa experiencia que han ido adquiriendo a lo largo de los años. Hoy en día todavía es posible acceder de esta forma a la profesión. No obstante, el título confiere a quien lo ha obtenido un mayor reconocimiento en el mercado y, de hecho, cada vez es más frecuente que las empresas de traducción contraten casi exclusivamente a personas que hayan obtenido la titulación universitaria en Traducción e Interpretación.

El programa académico de la Licenciatura de Traducción e Interpretación, que existió desde 1991 hasta la implantación del conocido Plan Bolonia en 2010, constaba de cuatro años académicos y permitió establecer las habilidades y los conocimientos básicos y comunes necesarios para acceder a esta profesión. La implantación de esta licenciatura tuvo tan buena acogida por parte de los estudiantes y profesionales que hubo muchos que quisieron obtener el título, con el fin de obtener un mayor reconocimiento en el mercado, mediante el proceso de convalidación, es decir, incorporando a su expediente las asignaturas que ya habían cursado en otras titulaciones mediante un proceso de comparación de sus correspondientes planes de estudio.

En el año 2010, la Licenciatura de Traducción e Interpretación fue reemplazada por el Grado en Traducción e Interpretación, fruto de la implantación del Plan Bolonia, que aboga por la convergencia, la movilidad y la interacción de los sistemas universitarios en la Unión Europea (Espacio Europeo de Educación Superior [EEES]), así como el reconocimiento de las titulaciones, y potencia las salidas profesionales de los universitarios. El Grado en Traducción e Interpretación tiene la misma duración que la licenciatura anterior, con la diferencia de que el contenido del nuevo plan de estudios se centra en la adquisición de las competencias necesarias que facilitan el acceso al mercado laboral, mediante la realización obligatoria de prácticas en empresas. Asimismo, ha surgido la modalidad de dobles grados que combinan el Grado en Traducción e Interpretación y otro grado relacionado, con cinco años de duración.

A continuación indico una lista de los centros de España que ofrecen el Grado en Traducción e Interpretación (simple o doble) y posgrados relacionados con esta titulación:

 

Grado en Traducción e Interpretación:

–  Universidad de Alicante

–  Universidad de Málaga

–  Universitat Autònoma de Barcelona

–  Universidad de Murcia

–  Universitat Pompeu Fabra (Barcelona)

–  Universidad del País Vasco

–  Universidad de Córdoba

–  Universidad de Las Palmas de Gran Canaria

–  Universidad de Granada

–  Universidad de Salamanca

–  Universidad Alfonso X el Sabio (Madrid): Grado en Traducción e Interpretación + Grado en Relaciones Internacionales

–  Universidad Pablo de Olavide (Sevilla): Humanidades + Traducción e Interpretación

–  Universidad Pontificia de Comillas (Madrid): Grado en Traducción e interpretación y Diploma en Comunicación Internacional

–  Universitat Jaume I (Valencia)

–  Universidad Autónoma de Madrid

–  Universidad de Valladolid

–  Universidad Complutense de Madrid (CES Felipe II)

–  Universidad de Vigo

 

Posgrados:

–  Universidad de Alicante: Máster Universitario en Traducción Institucional.

–  Universitat Autònoma de Barcelona: Máster Universitario en Traducción, Interpretación y Estudios Interculturales y Doctorado en Traducción y Estudios Interculturales.

–  Universitat Pompeu Fabra (Barcelona): Máster Universitario en Estudios de Traducción y Doctorado en Traducción y Ciencias del Lenguaje.

–  Universidad de Córdoba: Máster Universitario de Traducción Especializada y Doctorado en Traducción Especializada y Traducción Literaria.

–  Universidad Pontificia de Comillas (Madrid): Máster Universitario en Traducción Jurídico-Financiera.

–  Universidad Complutense de Madrid (CES Felipe II): Máster Universitario en Traducción Literaria.

–  Universidad de Málaga: Máster en Traducción para el Mundo Editorial y Doctorado en Lingüística, Literatura y Traducción.

–  Universidad de Murcia: Máster Universitario en Traducción Editorial y Doctorado en Traducción e Interpretación.

–  Universidad de Las Palmas de Gran Canaria: Máster Oficial en Traducción Profesional y Mediación Intercultural.

–  Universidad de Salamanca: Máster Universitario en Traducción y Mediación Cultural.

–  Universitat Jaume I (Valencia): Máster Universitario en Investigación en Traducción e Interpretación (a distancia) y Máster Universitario en Traducción Medicosanitaria (a distancia).

–  Universidad de Valladolid: Máster Universitario en Traducción Profesional e Institucional.

–  Universidad de Vigo: Máster Universitario en Traducción Multimedia, Máster Universitario en Traducción para la Comunicación Internacional y Doctorado en Traducción y Paratraducción.

Espero que esta información os haya ayudado a aclarar ciertas dudas. ¡Hasta la próxima entrada!