Manual de supervivencia social para el traductor 2.0 (II)

Por Ismael Pardo, traductor.

La era de la comunicación, como comentamos en la anterior entrega de este manual, es una realidad, y con ella también lo son términos como «visibilidad» o «marca personal», algo en lo que tendremos que trabajar para ser lo suficientemente importantes como para que nuestros seguidores crean que vale la pena recibir información de nuestros canales.

¿Qué canales podemos usar para transmitir nuestra información?

Si queremos que un público escuche, lea o reciba información de nuestra marca personal, tenemos muchísimas posibilidades a través de los diferentes medios sociales para hacerlo. Aunque todos estén conectados por su naturaleza de doble usuario (receptor/productor), no todos sirven para lo mismo ni todos recogen el mismo tipo de público.

1. Las redes sociales pueden ser el medio social que más se usa, debido principalmente a su principal objetivo, que es el de conectar personas. El protagonista indiscutible de las redes sociales personales (personas particulares) es Facebook y uno de los más importantes a nivel profesional puede ser LinkedIn.
2. Los blogs son pequeños diarios en los que el autor escribe artículos en los que plasma intereses suyos o de la empresa a la que representa. Blogger es la plataforma de bitácoras de Google y WordPress es otra de las plataformas blogueras más importantes.
3. Las plataformas de microblogging se parecen mucho a los blogs, excepto por su longitud, ya que, normalmente, tienen una restricción de caracteres bastante estricta. Twitter sería el ejemplo perfecto para esta herramienta, pues sus 140 caracteres ya forman parte de nuestra vida diaria.
4. Los marcadores sociales son una plataforma que se usa para guardar, clasificar, editar y compartir enlaces a través de Internet. Scoop.it o Delicious son el típico ejemplo de marcador social.
5. Otros medios sociales: entre otros medios sociales, existen las wikis, páginas de colaboración en los que los usuarios escriben, comparten y editan contenido, y las plataformas multimedia (audio, imagen y vídeo), como YouTube, Instagram o last.fm, que acercan también el contenido diferente del texto al resto de usuarios.

Con tanta variedad dentro de los medios sociales, es difícil saber qué público es el que nos conviene y, sobre todo, decidirnos por qué línea de actuación queremos trabajar para saber qué medio social es el que nos conviene; sin embargo, vamos a tratar de trabajar en lo básico, que es trabajar en redes sociales, blogs y microblogging.

¿Por qué muchos traductores deciden no usarlos?

Básicamente por la falta de tiempo, como apuntábamos en la anterior entrega del artículo. El mundo de la traducción tiene una agenda bastante frenética y tampoco nos podemos parar para alimentar nuestras cuentas de Twitter, de Facebook y del resto de medios sociales que nos hacen ser visibles, sino que preferimos parar para vivir y hacer otras cosas diferentes que estar pegados a una pantalla, ya sea del ordenador o del móvil. Además, la competencia es dura en este mundo digital y para un recién llegado que quiera hacerse un hueco puede ser más difícil todavía. No obstante, se puede conseguir presencia social, reputación digital y mucho más gracias a las herramientas creadas para tal fin.

¿Se puede tener presencia social sin estar en el ordenador?

Si bien es verdad que hay que incluir este trabajo en nuestra agenda laboral (al menos, media hora al día), podemos tener presencia social a lo largo del día sin necesidad de estar ahí en ese preciso momento; es decir, existen herramientas que hacen que nuestros medios sociales trabajen mientras nosotros estamos trabajando en otros proyectos.

HootSuite es un sistema de gestión de medios sociales, ya que te ayuda a gestionar y hacer un seguimiento de todos los canales de redes sociales que queramos. Incluso permite al usuario monitorizar la información que se crea de su marca para que puedan responder al momento. Los beneficios de esta herramienta son:

1. La comodidad de tener todos nuestros canales en una sola herramienta hace que seamos más productivos.
2. La posibilidad de programar mensajes para que se envíen más tarde hacen que nuestra presencia se alargue en el tiempo sin necesidad de estar pendientes de la herramienta, ya que trabaja sola.
3. La aplicación del móvil es tan cómoda como la de PC, por lo que podremos gestionar nuestras redes en nuestros ratos libres.

IFTTT es un programa basado en la expresión «if first this, then that» (‘si primero pasa esto, luego pasa aquello’), que nos permite crear cadenas de acciones sencillas basadas en cambios de otros servicios, llamadas «recetas». Sé que esto puede no significar mucho tal cual, pero si os digo que esta herramienta puede tuitear vuestra entrada de blog nada más publicarla (receta: si publico en el blog, se publica en Twitter), creo que entenderéis mejor la utilidad de esta herramienta. Los beneficios son bastante claros

1. La infinidad de servicios que ofrece IFTTT hace que nuestra presencia social esté prácticamente asegurada, ya que podemos compartir contenido de nuestros blogs favoritos y las cuentas de Twitter que seguimos, por poner un ejemplo, de forma automática y sin ningún tipo de complicación.
2. La naturaleza «multiplataforma» de esta aplicación ha hecho que también nazca la aplicación para móvil IF, que nos ayuda a ser más productivos, tanto socialmente como en otros ámbitos, desde nuestro smartphone. La creación de recetas del móvil también se aplica en la versión para PC, por lo que podremos trabajar perfectamente.

Buffer es una herramienta que, aunque principalmente sirve para programar publicaciones en diferentes medios sociales, posibilita gestionar y almacenar contenido que subamos a las redes. Los beneficios de esta genial herramienta, complementaria a otras como HootSuite, son los siguientes:

1. La opción de generar un listado de horas en la que queremos compartir nuestras actualizaciones a través de Facebook y Twitter hace que tengamos la libertad de elegir cuándo queremos tener presencia social. Además, las extensiones de los navegadores hacen posible que compartir contenido sea más fácil.
2. La aplicación Analytics que incluye nos informa de cuántas menciones, retuits y clics ha recibido nuestra publicación, teniendo así una visión más clara de qué es lo que más le gusta a nuestro público y el potencial que puede recibir nuestra publicación.

SocialBro es el «Gran Hermano» de nuestro Twitter, pues se creó para monitorizar todo lo que pasa en nuestra cuenta del pájaro azul. Con este espía, podremos saber qué es lo que más atrae de nuestra cuenta a nuestros seguidores. Las ventajas son las siguientes:

1. Podremos gestionar y analizar nuestros contactos y las campañas que hagamos en Twitter, como, por ejemplo, ver qué tal funciona una etiqueta o hashtag que hayamos creado para nuestra empresa o qué es lo que dicen de nuestra marca personal.
2. Asimismo, el orden de los miles de contactos que puede tener una gran empresa y organización de estos seguidores hace a SocialBro una herramienta imprescindible.

En conclusión, los medios sociales son nuestros aliados en esta batalla por la competencia y la visibilidad digital. Solo tenemos que dedicarles una pizca de tiempo al día para tener una presencia a lo largo de toda la jornada lo suficientemente interesante como para que nuestros seguidores sigan leyendo nuestro contenido.

En las próximas entregas de este manual, intentaremos explicar los beneficios de las herramientas nativas de Facebook y de Twitter para sacarle el máximo partido sin aplicaciones de terceros, además de las aplicaciones imprescindibles que deben estar en nuestro teléfono móvil si queremos llevarnos los medios sociales fuera de casa.