La investigación en Internet: comandos de búsqueda en Google

Por Daniel Ángel, Jefe de proyectos en Nóvalo.

No sé vosotros, pero yo no pasa un día que no visite Google, ya sea su versión inglesa o española, tanto en PC como en móvil o tableta. No lo puedo evitar: cuando no sé cómo hacer algo, sucumbo a sus encantos y no tengo más remedio que buscar tutoriales para resarcir mi curiosidad. Sí amigos, tengo googlelitis, o como se diga…

El funcionamiento de un motor de búsqueda como este es bien sencillo: introduces tu búsqueda + Intro. Estoy seguro de que la mayoría de los internautas utilizan este patrón de búsqueda casi todo el tiempo. Sin embargo, lo que hace que Google sea un buscador realmente útil es su capacidad para limitar las búsquedas y centrarse en aspectos concretos. Para ello deberemos utilizar los llamados operadores booleanos o comandos de búsqueda.

 

Los operadores booleanos son marcas que podemos añadir a las búsquedas de Google para hacerle entender al motor de búsqueda la limitación que deseamos con respecto a los términos que estamos investigando. Son de gran utilidad a la hora de iniciar investigaciones en Internet, puesto que nos acercan de una forma más precisa y rápida a la fuente de información que finalmente utilizaremos como referencia para nuestras traducciones profesionales. Entre los que considero que pueden servir de ayuda para los traductores se encuentran los siguientes:

 

  • ” ” (comillas): Google buscará exactamente todo lo que pongamos entre comillas. No es lo mismo buscar Shooter video games que Shooter video games. En el primer caso aparecerán páginas con solo shooter o solo games, incluso en singular, mientras que en el segundo solo se mostrarán páginas que contengan exactamente la expresión Shooter video games.
  • – (signo menos): si añadimos el signo menos delante de un término, solo aparecerán páginas en las que no se encuentre este término.
  • + (signo más): se debe poner delante de palabras que Google no tiene en cuenta de forma predeterminada por ser demasiado comunes, como por ejemplo; preposiciones o artículos. También se usa para que Google distinga elementos propios del castellano como acentos, diéresis y la letra ñ, los cuales normalmente no distingue.
  • OR o / (barra): estos dos marcadores cumplen la misma función: Google buscará páginas que contengan un término u otro.
  • * (comodín): se utiliza para sustituir una palabra y puede combinarse con el operador de literalidad (” “).
  • . (punto): también se utiliza como comodín pero, en lugar de sustituir solo una palabra, puede hacer referencia a cualquier palabra, una o muchas.
  • ~ (virgulilla): se coloca antes de una palabra para buscar palabras parecidas.

 

Los siguientes operadores se diferencian en que se deben escribir seguidos de dos puntos y del término que se pretenda buscar sin ningún tipo de espacio entre ambos:

 

  • intitle o allintitle: puedes utilizar estas expresiones para mostrar páginas en las que el término solo se encuentre en el título.
  • inurl o allinurl: igual que el operador anterior, pero en este caso solo se mostrarían las páginas webs que contengan en la URL el término que especifiquemos.
  • intext: solo se realizarán búsquedas en el cuerpo del texto del sitio web, excluyendo automáticamente los títulos, la dirección URL, la descripción, las imágenes, etc.
  • site: con este comando se puede acotar de forma espectacular la búsqueda, ya que se limitará a la página web que especifiquemos tras “site:”. Muy útil para realizar búsquedas en sitios que no tienen buscadores internos propios. Asimismo, resulta de gran ayuda para buscar únicamente en sitios de un dominio en particular, de modo que podríamos buscar solo en páginas españolas añadiendo site:es. Tanto este operador como el anterior podrían servir para buscar terminología en la página web traducida del cliente o, en su caso, algún texto paralelo de referencia.
  • related: busca páginas web con contenido similar a la URL que se especifique.
  • define: este comando lo utilizo casi a diario. Muestra definiciones del término que se especifique a continuación procedentes de una gran cantidad de páginas web. Muchas veces, cuando no hay manera de encontrar la traducción de un término en un glosario, diccionario o texto paralelo, lo mejor es decantarse por una traducción descriptiva. Para ello suelo recurrir a las definiciones que me aporta Google o bien Wikipedia.

 

Estos son solo algunos trucos que considero útiles desde nuestra empresa de traducción para realizar búsqueda a través de Google y así realizar nuestra labor de investigación de una manera más rápida y fiable. Estoy seguro de que este tema de la investigación en Internet se puede ampliar muchísimo más con más trucos. Por lo pronto os dejo con algunas referencias que he utilizado para este artículo, seguro que las encontraréis interesantes:

 

 

Espero que os haya servido de ayuda, ¡hasta otra!