Cloud computing para traductores

Existe todo un mundo de aplicaciones en línea esperando a ser descubierto. Desde el punto de vista de un traductor, muchas de ellas pueden resultar muy útiles. Para empezar, ¿quién no ha pensado alguna vez “ojalá existiera un programa que hiciera esto” o “tengo que perder menos tiempo en esta tarea”? Con esta entrada intentaré descubriros algunas aplicaciones de cloud computing para rentabilizar más vuestro tiempo y automatizar ciertos procesos.

Por suerte o por desgracia, en este gremio dependemos mucho de la informática (tan genial como odiosa a veces), así que tenemos que echar mano de todos los recursos que nos ayuden a agilizar cualquier proceso que nos resulte tedioso. La mayoría de estos procesos se lleva a cabo con programas que podemos instalar en nuestra propia máquina aunque, a veces, resulta agobiante tener que buscar el programa para nuestro sistema operativo, descargarlo, instalarlo, registrarlo… Sin embargo, existen infinidad de opciones para que podamos realizar estas tareas en línea, en la nube, sin necesidad de instalar nada.

Por este motivo (y porque soy miembro del departamento técnico de Nóvalo), me dispongo a crear un pequeño artículo sobre aplicaciones en línea (o de cloud computing) útiles en el día a día de un traductor. La mayoría de las que os presento está enfocada a la parte técnica de la traducción: conversión de formato de distintos tipos de documentos, transferencia de grandes archivos, extracción de texto de imágenes, automatización de tareas, etc. Es posible que conozcáis algunas, pero quizás otras os sorprendan.

Wetransfer

Wetransfer es una página que nos permite subir cualquier archivo a su servidor para enviárselo a quien queramos. Su uso es sencillísimo: entramos en su web, exploramos en nuestro ordenador el archivo que queremos compartir (de hasta 2 GB de tamaño), indicamos el correo electrónico de la persona a la que queremos enviárselo y esperamos a que se suba. Esta persona recibirá en su correo electrónico un enlace para descargar el archivo en descarga directa y tú recibirás un aviso a través de tu correo cuando el destinatario haya terminado la descarga. Me gusta por su sencillez: no hay que instalar nada, ni crear carpetas para compartir. Simplemente subes el archivo y compartes el enlace. Sin más.

Enlace: www.wetransfer.com

IFTTT

Hay pocas cosas en el trabajo tan satisfactorias como automatizar tareas e IFTTT hace  exactamente eso. Esta aplicación consiste básicamente en un asistente de macros (o “recetas”, como las llaman ellos) para que podamos programar varias acciones y realizarlas a la vez de manera automática. Podemos, por ejemplo, subir una foto a Facebook y automáticamente hacer que se cargue en Flickr o escribir una entrada de Twitter y programarla para que se publique en 30 minutos. Las posibilidades son infinitas y cada poco tiempo van añadiendo más recetas.

Enlace: https://ifttt.com/

Do

Do es la herramienta perfecta para la gestión y administración de proyectos. Con esta aplicación en línea podemos trabajar con más compañeros a la vez en el mismo proyecto, compartiendo documentos, programando alertas para el correo, chateando a través del mismo portal, sincronizando el calendario para programar las entregas… En fin, un completo administrador de proyectos que merece la pena probar si tenéis en marcha proyectos de gran envergadura.

Enlace: https://do.com/

Cometdocs

Cometdocs es un conversor de archivos en línea que permite procesar archivos de texto de casi cualquier tipo (pdf, doc, xml, ppt, html…) para convertirlo en el que necesitemos. De esta manera, si nos envían un archivo PDF para traducir, podremos pasarlo a .doc para poder trabajar en él sin ningún problema.

Enlace: www.cometdocs.com

Dropbox

La mayoría (si no todos) de los que leáis este post conocerá esta aplicación. Dropbox nos permite crear nuestra propia carpeta en la nube para compartir todo su contenido con quien deseemos. Es una de las aplicaciones más recomendables para compartir archivos con grupos de personas de forma rápida y segura.

Enlace: www.dropbox.com

Online OCR

Para tareas de OCR (reconocimiento de texto), prefiero generalmente usar programas como Omnipage o el mismo Adobe Reader, aunque Online OCR es una buena opción si no disponéis de estos programas. Online OCR es una herramienta que reconoce el texto de imágenes o archivos no editables que estén en tu disco duro o a través de una dirección web. Muy útil para extraer PDFs a archivos de Word, por ejemplo. Resulta muy parecido a Cometdocs, aunque además reconoce texto de imágenes.

Enlace: http://onlineocr.net

My Fax

Esta aplicación web es muy útil, ya que nos permite enviar documentos por fax sin necesidad del hardware en sí. Simplemente cargamos el archivo que queremos enviar por fax y rellenamos los datos pertinentes de envío. De este modo, tendremos la entrega del documento como si de un fax real se tratase.

Enlace: http://myfax.com/free

Zoho

Zoho es una web en la que podemos contratar varios servicios o utilizar algunos de forma gratuita. Entre ellos se encuentra, por ejemplo, Zoho Creator, que nos permite crear una base de datos en línea a la que puede acceder todo aquel que tenga permiso. ¿Para qué se podría usar una base de datos en línea? Pues podría tener mil y un usos como, por ejemplo, gestionar grandes proyectos en los que participen varios traductores, almacenar las consultas de un proyecto para que tenga acceso más de una persona, administrar los trabajos realizados de todos los clientes… La aplicación ofrece un paquete básico gratis, aunque con un número limitado de usuarios, administradores y entradas.

Enlace: https://creator.zoho.com

Además de por Zoho Creator, Zoho es más conocido por la Zoho Office Suite, aplicación que muchos consideran mejor que Google Docs o que el propio MS Office. Ofrece una amplia variedad de opciones, resulta muy fiable a la hora de editar documentos en la nube y no tiene nada que envidiar a los grandes paquetes de edición de documentos.

Enlace: https://www.zoho.com/

Estas son algunas de las aplicaciones de cloud computing que considero más útiles para un traductor. Aunque normalmente las opciones más fiables son los programas instalados localmente, a veces estas aplicaciones en línea desempeñan mejor su cometido. Si este post os ha servido para, al menos, descubrir una aplicación que no conocíais a la que le podéis sacar provecho, estaré satisfecho.

¡Un saludo a todos!